¿Tienes una idea de negocio?

Si te gustó nuestra publicación, ¡Compártela!

Seis tareas a realizar antes de poner en marcha un negocio

En este artículo te explicamos seis tareas a realizar antes de poner en marcha un negocio. Si necesitas ayuda profesional, no dudes en contactar con nuestro equipo!

A la hora de emprender la mayor preocupación de cualquier autónomo o empresario reside en el lanzamiento del producto o servicios, dejando en un segundo plano otros aspectos de especial importancia.

  1. Tener un plan de negocio: es preciso que se defina desde el principio el tipo de empresa que se desea tener, convertir la idea en un negocio rentable y conocer las posibles vías de financiación. Ninguna entidad financiera te concederá un préstamo si no cuentas con un plan de negocio sólido.
  2. Establecer un presupuesto: el dinero, junto con la idea, es posiblemente lo más importante a la hora de iniciar un proyecto empresarial. Cada negocio cuenta con sus propios costes iniciales, que no serán iguales en todos. Se trata de realizar una lista específica con los posibles gastos y activos. Entre los posibles gastos se encuentran la compra de un dominio, el alquiler de un bajo o la publicidad.
  3. Empleo: si tienes previsto contratar a personal para tu empresa es necesario que te asesores sobre los distintos tipos de contratos que hay y cuáles encajan mejor en tus planes.
  4. Definir estructura de negocio: para funcionar como empresa deberás registrar tu empresa y para ello necesitarás la colaboración de un profesional. Es preciso que sepas que un empresario individual o sociedad comercial cuenta con menos riesgos que una sociedad anónima. En el caso de apostar por una sociedad de responsabilidad limitada los bienes personales pueden ser embargados en caso de fracasar la idea.
  5. Revolver cuestiones jurídicas: cuantos antes tengas un abogado mucho mejor para ti. Desde el primer momento protegerás a tu compañía con esta figura, que te ayudará a la hora de registrar el nombre de la empresa y solicitar los permisos que sean necesarios, además de elaborar los contratos legales para utilizar con distribuidores, empleados y proveedores.
  6. Tener un contable (sí se puede): este profesional se ocupará de estar al tanto del pago de impuestos y de llevar el libro de cuentas al día. De esta manera tú te podrás concentrar en tu negocio mientras que otra persona se ocupará de estos asuntos.

.

.

.

Si te gustó nuestra publicación, ¡Compártela!

Acerca del autor: supermarket

Supermarket

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.